Compartir

Barbara Briggs-Letson 

He visitado Gaza y Palestina / Israel y, por lo tanto, he visto cómo es la vida allí. No es humano. Trabajar para cambiar esta realidad de manera no violenta es algo que vale la pena; trabajar duro. Ingresé en la escuela de enfermería los 55 años y cuando tuve mi diploma y me formé como partera, pasé 4 años con mi marido como voluntaria en Guatemala en zona rural y luego en Honduras. La vida era / es difícil allí, pero no como en Gaza. Siento la injusticia y el dolor en mis entrañas. 

Fundé y dirigí, durante 8 años, un concurso para jóvenes de todo el mundo llamado “¿Qué pasa con la paz?” Varios miles de jóvenes respondieron a la pregunta con pintura, poesía, cuento, ensayo, fotografía, música. Era una forma de hacerles pensar en la paz, fueran cuales fueran sus ideas. Ahora protesto contra los drones en las bases, he estado en SOAWatch; sigo activa de muchas maneras: con Code Pink, Mujeres por la Paz, Lobbying Congress; viajo a Pakistán, uso el humor y lo ridículo, así como los hechos y la pasión para poner en evidencia cuestiones difíciles. Fui personal en tierra en Grecia para “The Audacity of Hope” y ayudé a “The Women’s Boat” un poquito en Barcelona.

A menudo, mi presencia es todo lo que puedo ofrecer, así que sólo voy a aprender y ver qué cosas se desarrollan. Vivo en una comunidad para jubilados en San Francisco, nado, participo en vigilias y acciones semanales, escribo, camino y toco el ukelele. 

Cita de Bárbara: “Cuando visité Gaza, hace 6 años, entré en el puerto al amanecer y había un pescador que regresaba de una noche de pesca. Yo tenía curiosidad. No intercambiamos ni una palabra y yo deambulé, deteniéndome en algunos botes, mirando lo que habían cogido. Un barco con 2 o 3 hombres tranquilos, algunos espacios en el puerto, otro bote. Cada uno tenía una caja de unos 18 “x18” y cada caja contenía suficientes peces pequeños como para para dejar espacio entre ellos en el fondo de las cajas. Era el trabajo de toda la noche, pero ni siquiera daba para un almuerzo. Ese recuerdo es la razón por la que estoy en el Al Awda hoy. Gaza no era ni es un lugar humano “. Bárbara está a bordo de AlAwda (El Regreso) de La Rochelle a Gijón. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.